domingo, 17 de junio de 2012

Amor a primera vista


Yo no creía en el amor a primera vista, me parecía más que ridículo siquiera pensar que uno puede enamorarse de otro ser tan solo cruzando unas miradas, yo siempre creí que el amor es el resultado de una serie de cosas un tanto explicables y otro tanto no, pero como el objeto de este modesto post no es explicar definiciones engorrosas mejor paso a contar porque ahora creo en el amor a primera vista. (APV)
Obviamente comencé a creer desde que fui víctima de este síndrome (APV) hace ya casi dos años, estaba en la sala de parto, mi esposa estaba por dar a luz  una bebe que con gran valor la gestó casi 20 meses (metafóricamente hablando), yo cumplía la tarea de acompañar  a mi esposa para recibir a nuestra hijita, tarea fácil ya que  a diferencia de las mamis, los papis hacemos menos que nada.
Entonces, volviendo al punto de quiebre, estaba en la sala de parto  escuchando todo el barullo ocasionado por los doctores enfermeras y equipo médico, cuando de pronto sucedió, el doctor encargado la recibió y yo  la vi, ella no a mí , y en ese momento todo se ralentizo (como los clichés de las pelis) , por lo menos en mi cabeza, la veía llorar pero no la escuchaba, al igual que todo lo que ocurría a mi alrededor, no podía creer verla, fue el acto más bello que he presenciado en mi vida, la vi, la vi ,la vi, y no podía dejar de mirarla.
En adelante, todo cambió, comenzaron a tomar sentido cosas que antes no lo tenían, le encontré sentido a canciones que me gustaron toda la vida, conocí el amor desde una perspectiva totalmente distinta, me derrite a diario con sonrisas, bailes, cantos, desde sus balbuceos hasta sus últimas frases y palabras, para ella soy su “capito”, me encanta estar con ella, jugar, engreírla verla sonreír, velar su sueño, despertarla, abrazarla; siento un desgarro en el alma cuando llora y cuando no estoy con ella quisiera estarlo.
En este preciso momento está durmiendo en mi cama, la cual ya no es mía, solo nos deja unos rinconcitos y recorre toda la cama durante su sueño, duermo incómodo con constantes interrupciones… pero muy feliz.
No sé cuándo este idilio cambie, dicen que cuando crezca y lleguen los problemas, probablemente me equivoque pero yo siento que será así toda la vida…Te adoro mi reinota.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada